martes, 22 de mayo de 2018

Mairena del Alcor





 Seguimos con la ruta por pueblos de la provincia de Sevilla.

Hoy nos vamos a Mairena del Alcor.

Este municipio se encuentra a 21 kilómetros de Sevilla, en la comarca de Los Alcores y tiene 23225 habitantes.

Arriba y abajo vemos el Ayuntamiento del municipio que se encuentra en la plaza Antonio Mairena. 










En la zona más alta del pueblo nos encontramos la Iglesia parroquial de Santa María de la Asunción, edificio mudéjar del siglo XV con grandes reformas a lo largo de los siglos. El interior del templo tiene tres naves divididas por arcos ojivales sobre pilares cruciformes. Su retablo mayor es de estilo barroco, tiene tres calles y un ático y fue tallado a mediados del XVIII. Destaca también la capilla sacramental con la Virgen del Rosario del siglo XVIII, en un retablo compuesto por elementos procedentes de diversos retablos de los siglos XVII y XVIII y un sagrario de plata moderno.














Siguiendo en la zona más alta del municipio junto a la parroquia vemos el Castillo de Luna. Fortaleza de estilo almohade y mudéjar, iniciándose su construcción en el siglo XIV. Tiene cuatro torres de planta cuadrangular, orientadas hacia los cuatro puntos cardinales: la Ruida porque una parte de la torre está rota, la torre Mocha porque hubo una época donde se le cortaban las almenas a las torres, la Campanilla porque era donde tocaban una campanilla (que sigue todavía allí) y por último la del Duque.



 






Volvemos a la plaza Antonio Mairena donde empezamos nuestro recorrido viendo el ayuntamiento y frente a este nos encontramos la Capilla del Cristo de la Cárcel. El templo es de finales del siglo XVII y tiene una nave con bóveda de cañón y cúpula en la cabecera. Se construyó adosada a la cárcel de la villa para albergar la imagen pictórica que anteriormente se veneraba en la capilla de la cárcel.  Una ventana permitía a los presos asistir a los oficios religiosos. Su aspecto actual se debe a las diferentes reformas efectuadas en las décadas segunda y última del siglo XX. 
El Cristo de la Cárcel, que goza de mucha devoción y fervor, es un cuadro pintado al óleo sobre lienzo, representa a un crucificado sobre fondo negro. En su cabeza, coronada de espinas e inclinada sobre el hombro derecho, brillan tres potencias doradas de orfebrería.













Seguimos nuestro paseo y a mediación de la calle Ancha nos paramos ante El Arco, puerta con doble arco de medio punto de ladrillo de tradición mudéjar, que posiblemente formase parte de un antiguo sistema de cierre de la villa en época bajo medieval.






Seguimos avanzando por la calle Ancha y al final de ella en una plaza ajardinada nos encontramos con la Fuente de Alconchel, fuente para el suministro de agua potable, su aspecto actual se debe a la última remodelación en el año 1890.








Posteriormente seguimos la ruta buscando la Ermita de San Sebastián, en un principio aislada del municipio pero que al ir creciendo terminó el templo dentro del casco.
Es un templo de estilo mudéjar, construido posiblemente en la segunda mitad del siglo XV.  Está formado por un cuerpo de tres naves sostenidas por arcos ojivales de ladrillo sobre pilares mudéjares cruciformes. Preside el presbiterio la imagen de la Virgen de los Remedios, patrona de la villa.










Por último y en el cementerio de la localidad visitamos el Panteón de Antonio Mairena, uno de los más afamados e importantes cantaores flamencos. Es una de las figuras más relevantes en la historia del flamenco.


 


¡Espero os haya gustado este reportaje!

1 comentario: