miércoles, 4 de julio de 2018

Iglesia Mayor Prioral (El Puerto de Santa María)




Hoy vemos la Iglesia Mayor Prioral de El Puerto de Santa María (Cádiz).

El templo se levanta en la parte alta de la ciudad, y su fábrica está documentada desde el año 1486, coincidiendo con la etapa de apogeo constructivo que fomentan los duques de Medinaceli.

En el año 1493 el templo ya se encontraba abierto al culto, aunque aún tardaría años en concluirse. De esta primera etapa se conserva la fachada de los pies o Del Perdón, de estilo gótico tardío.

En 1636 hay un terremoto que provoca graves daños, desplomándose la nave principal del templo y quedando el resto del edificio en muy malas condiciones. 

Entonces se acomete una reedificación del templo que dura casi toda la segunda mitad del siglo XVII y utiliza parte de la iglesia antigua que aún se conservaba como eran los muros exteriores, el ábside y algunas capillas.  Posteriormente, y a partir de 1659, se levantan las bóvedas de crucería y se abren nuevas capillas. 

De esta época es la espléndida puerta lateral llamada Puerta del Sol, realizada a la manera de fachada-retablo, donde se incluyen notables elementos decorativos de tipo plateresco.  

Con fecha de 25 de enero de 2015, la Iglesia Mayor Prioral de El Puerto de Santa María fue proclamada como Basílica Menor de Nuestra Señora de los Milagros.









Interiormente la iglesia se organiza a partir de tres naves principales, a las que se adosan otras dos laterales, una a cada lado, para capillas. 

La nave central, muy amplia, contiene cercana a la puerta de los pies un coro bajo cerrado por tres de sus lados y abierto hacia el presbiterio a través de una alta reja; entre otras obras de gran valor, en su interior aloja una importante sillería. 









En la nave central destaca la citada sillería del Coro, atribuida a Juan Bautista Vázquez El Joven y el baldaquino monumental de estilo neoclásico levantado en el centro del presbiterio a finales del siglo XVIII, o el púlpito de forja existente en el pilar de la izquierda, delante del presbiterio. 







En la nave de la Epístola destaca en su cabecera la Capilla del Sagrario, donde puede admirarse el magnífico retablo de plata mejicana realizado en 1682 por el platero José Medina en San Luis de Potosí (México). Además de otras capillas de distintas cofradías.













En la nave de El Evangelio destaca en su cabecera la Capilla de Nuestra Señora de los Milagros, Patrona de la Villa, con retablo de estilo barroco de la escuela de Pedro Duque Cornejo y la imagen mariana de origen medieval.







En el resto de capillas de la nave de El Evangelio destaca la talla de Nuestra Señora de la Soledad, realizada entorno a 1560 por Gaspar Becerra en Madrid y traida a la villa en el año 1637.






También destacan las imágenes de la cofradía del Nazareno. El Jesús Nazareno está atribuido a la producción de Roldán, de este autor si esta documentada la talla de San Juan Evangelista y la Virgen de los Dolores del siglo XVIII.






Por último os dejo algunas capillas más de la nave de El Evangelio.







¡Espero os haya gustado este reportaje!




1 comentario: