viernes, 7 de mayo de 2021

Viernes Santo 2021 Carmona

 



Ha sido una Semana Santa atípica y distinta por culpa de la pandemia que vivimos pero el pueblo sevillano de Carmona veneró en altares especiales a las imágenes de sus hermandades penitenciales. En la mañana del Viernes Santo visitamos los monumentos eucarísticos de sus parroquias y conventos, además de las veneraciones de todas las hermandades exceptuando las de la Columna y la Quinta Angustia que estaban sus templos cerrados.

Empezamos extramuros en la Iglesia parroquial de San Pedro viendo su grandioso monumento al Santísimo, en el presbiterio en un altar se encontraba el Santísimo Cristo de las Benditas Ánimas y en veneración los titulares de la Hermandad de la Humildad y Paciencia, el Cristo del mismo nombre y la Virgen de los Dolores.













Atravesando la Puerta de Sevilla ya dentro del recinto amurallado paramos en la Iglesia parroquial de San Bartolomé donde vimos el monumento eucarístico, presidiendo templo y sobre un altar de cultos grandioso estaban los titulares de la Hermandad de Nuestro Padre Jesús Nazareno y la Virgen de los Dolores. A los pies del templo estaban en veneración los titulares de la Hermandad del Santo Entierro, con la particularidad de estar dispuesta la Virgen de la Soledad simulando un paso independiente cuando la dolorosa procesiona junto al cristo formando el misterio del traslado al sepulcro.













Seguimos nuestro recorrido y tras el ayuntamiento llegamos a la Iglesia de El Salvador, en la misma en el presbiterio se encontraban los titulares de la Hermandad de la Esperanza en un grandioso altar de cultos, presidido por el Cristo de la Coronación de Espinas, flanqueado por la Virgen de la Esperanza y San Juan Evangelista y delante del altar el crucificado de los Desamparados. En las naves laterales se encontraba el paso de misterio de la Esperanza y el paso de la Virgen de los Dolores de la Orden Servita de Carmona.


















Cerca de alli en la Iglesia de San Felipe vimos la veneración de la Hermandad del mismo nombre, con el Cristo de la Amargura (la imagen procesional documentada más antigua de la Semana Santa de Andalucía) y a sus pies la Virgen del Mayor Dolor.

 

 








 


Después nos paramos en el Convento de Santa Clara ante un sencillo y elegante monumento eucarístico.








Terminamos este recorrido en el barrio de la Judería en la Iglesia de San Blas, viendo la Hermandad de la Expiración que había montado su misterio en el presbiterio de la iglesia con la particularidad que la dolorosa que estaba en el misterio es la que procesiona bajo palio, la Virgen de los Dolores. La dolorosa del misterio, la Virgen del Calvario, estaba situada en una capilla anexa ataviada de hebrea.















¡Espero os haya gustado este reportaje!