viernes, 11 de junio de 2021

Rocío de Esperanza 2021 "Entre el Aljarafe y Sevilla"


 

 

Como ocurriera el año pasado, como consecuencia de la crisis sanitaria del Covid-19, no hubo Romería, pero sí festividad de Pentecostés, y en la medida de lo posible, las hermandades rocieras intentan conservar una cierta "normalidad" y mantener abierta una puerta a la esperanza de una pronta resolución de la pandemia. 

Mientras que en Almonte se celebraba Novena, Pontifical y Rosario de Medianoche; en las distintas hermandades rocieras de toda España e internacionales se celebraron cultos internos especiales y veneraciones que intentaron paliar la falta de romería.

 En la semana del Rocío nos dimos algunos paseos entre el Aljarafe y Sevilla viendo las distintas veneraciones, cultos y misas de romeros de algunas hermandades.

Empezamos en la localidad de Villamanrique de la Condesa, con la primera de las filiales que presidió la parroquia de Santa María Magdalena mientras que algunas calles se exornaban como vemos en la imagen superior.





En segundo lugar nos vamos a Gines, pueblo rociero por excelencia, el cual el miércoles de carretas, día en el que sale su hermandad, se colocó la carreta con el Simpecado en el atrio de la parroquia y presidió una misa de romeros al aire libre en la plaza de España. El resto del día estuvo el Simpecado en veneración a las puertas del templo por donde pasaron multitud de fieles que llenaron de ofrendas florales la escalinata del templo parroquial. 

 

 





 


En tercer lugar nos vamos a Olivares donde la hermandad montó en su capilla un altar con la imagen de la Virgen del Rocío escenificando el momento de la aparición.






Después nos vamos en este orden a las localidades de Albaida del Aljarafe, Almensilla y Mairena del Aljarafe donde sus Simpecados del Rocío presidieron en altares de culto la semana de Pentecostés.










Ahora en este orden vemos a las hermandades de San Juan de Aznalfarache, Umbrete y Pilas que colocaron a los Simpecados en sus carretas en sus casas de hermandad.








En las localidades de Bollullos de la Mitación, Bormujos y Espartinas se montaron bellos altares de veneración.








Antes de bajar del Aljarafe a Sevilla vemos las veneraciones de Benacazón y Villanueva del Ariscal que se hicieron a las puertas de sus casas de hermandad con los Simpecados antiguos de ambas hermandades colocados en la carreta.






Tras este paseo por algunas localidades del Aljarafe nos vamos a Sevilla, empezando en Triana, con la hermandad más antigua de la capital que trasladó su Simpecado a su antigua sede en la Iglesia conventual de San Jacinto y allí estuvo en veneración sobre su carreta de plata todos los días que dura el camino trianero, tanto de ida como de vuelta.







En el centro la hermandad de Sevilla-El Salvador montó un bello altar en la Iglesia Colegial del Divino Salvador, donde se podía contemplar tanto el Simpecado como la imagen de la Virgen conocida como "la Lotera" por procesionar en la tarde del 22 de diciembre, día de la Lotería de Navidad.






En el barrio del Cerro del Águila su Simpecado aparecía bajo el templete procesional de la Virgen del Rocío del Salvador.





En el barrio del Tiro de Línea en la parroquia de San Juan de Ávila la hermandad de Sevilla Sur celebró su particular Rocío de Esperanza con un bello altar montado en el presbiterio del templo con la imagen de la Virgen del Rocío que tiene la hermandad y a los pies del templo se montó la carreta con el Simpecado.





En penúltimo lugar vemos la hermandad de la Macarena que veneró a su Simpecado dentro de su capilla en la parroquia de San Gil.






Terminamos con la hermandad Castrense que celebró veneración y un rosario en la tarde del domingo de Pentecostés en la parroquia de Loreto dentro del acuartelamiento de Tablada.





¡Espero os haya gustado este reportaje!



sábado, 5 de junio de 2021

Villanueva del Río


 

Seguimos con la ruta por pueblos de la provincia de Sevilla.

Hoy volvemos a Villanueva del Río y Minas; una localidad peculiar formada por dos pueblos, el pueblo matriz era Villanueva del Río, pero la masiva explotación de las minas de carbón a partir del siglo XIX, hizo que la actividad pasase a la nueva aldea minera que posteriormente se convirtió en la cabeza del municipio.

Hoy nos paramos en Villanueva del Río, antigua cabeza del municipio y actualmente pedanía de Villanueva del Río y Minas.

Este municipio se encuentra en la comarca de la Vega del Guadalquivir y está situado a 45 kilómetros de Sevilla. Junto al Guadalquivir, fue un puerto fluvial en la época romana y que tras la reconquista, al haber quedado despoblada en la época árabe, se hizo la villa de nuevo, de ahí el nombre de Villanueva.
 
Primero vemos la Iglesia parroquial de Santiago el Mayor, templo del siglo XIV de estilo mudéjar y gótico. En su exterior destaca su robusta y alta torre campanario que se puede divisar desde muchos puntos de la Vega.











 
 
El interior del templo tiene tres naves separadas por arcos góticos, lo más destacable del templo es el artesonado mudéjar original que cubre la nave principal del templo. El púlpito es una verdadera joya de hierro forjado del siglo XV. 

Presiden el templo los titulares de la hermandad del Cautivo que procesiona el Jueves Santo por las calles de la localidad. El Cristo Redentor Cautivo fue realizado en 1922 por Esteban Domínguez Aguilar, siendo el primitivo titular de la hermandad de San Benito de Sevilla, llegó a la localidad tras los sucesos de la guerra civil donde se perdió todo el patrimonio de la parroquia de Villanueva. Lo acompaña la Virgen de los Dolores, hermosa dolorosa de vestir atribuida a Manuel Pineda Calderón.

La nave del Evangelio está presidida por la Virgen del Rosario, Patrona de la localidad. obra de Manuel Pineda Calderón en el año 1951. La nave de La Epístola la preside la capilla sacramental, completan el exorno de la iglesia varias imágenes de los talleres de olot entre las que destacan dos de Santiago, una como peregrino y otra ecuestre; y la Divina Pastora de las Almas muy querida en el municipio, la cual tiene romería propia.


















Justo al lado de la parroquia nos encotramos la ruinas del Palacio de los Marqueses de Villanueva del Río, posteriormente pasó a ser propiedad de la Casa de Alba. En el siglo XVIII se incendió y no se volvió a reconstruir. Sólo quedan los cuatro muros que cerraban el edificio y algunos restos de murallas exteriores.

















Terminamos este reportaje viendo algunas calles y vistas del municipio y el entorno que lo rodea.













¡Espero os haya gustado este reportaje!