miércoles, 27 de febrero de 2019

Besamanos Virgen de Belén, Patrona de Pilas





La pasada semana el municipio de Pilas en el Aljarafe sevillano celebró el descenso del camarín y posterior Besamano de su Patrona, la Madre de Dios de Belén Coronada.

La imagen de la Santísima Virgen es anónima de mediados del siglo XVI. Se presentaba con sus galas de gloria y con un cuidado y bello montaje del culto.









¡Espero os haya gustado este pequeño reportaje!








domingo, 24 de febrero de 2019

Almería




Hoy hacemos ruta viendo sus edificios más importantes por la ciudad de Almería, capital de la provincia homónima y perteneciente a la comunidad autónoma de Andalucía. Cuenta con unos 197000 habitantes aproximadamente.

 Arriba y abajo vemos la antigua Estación de Tren. En el año 1892 comenzó su construcción, es un edificio de estilo modernista mezclado también con estilo historicista y elementos barroquizantes y mudéjares. El edificio tuvo uso hasta el año 2000 y en el año 2005 se inaguró la cercana Estación Intermodal para ferrocarril y autobuses.






Ahora nos vamos a la Plaza de la Constitución, también conocida como plaza vieja. Durante la época musulmana se encontraba en este lugar el zoco, consolidándose su carácter de plaza en el siglo XIX. 

Alberga el Ayuntamiento de la ciudad construido a finales del siglo XIX, proyecto del arquitecto almeriense Trinidad Cuartara. En nuestro viaje el edificio se estaba rehabilitando.

En el centro de la plaza se encuentra el monumento a los Mártires de la Libertad. Este monumento conocido también como "Monumento de los Coloraos" o "Pingurucho", conmemora el "Pronunciamiento de Almería o de los Coloraos" en agosto de 1824. Homenajea a los liberales que llegaron a las costas de Almería y se pronunciaron contra el absolutismo de Fernando VII y a favor de la Constitución de 1812, que finalmente serían fusilados por el rey el 24 de agosto de ese mismo año.







Después vemos la Santa Iglesia Catedral de Santa María de la Encarnación de Almería, sede episcopal de la diócesis de Almería.
Esta Catedral tiene la peculiaridad de tener estructura de fortaleza, presenta una arquitectura de transición entre el Gótico tardío y el Renacimiento, así como rasgos posteriores barrocos y neoclásicos.
 
En el muro exterior de la capilla central de la girola se encuentra el llamado Sol de Portocarrero, que con el tiempo se ha convertido en símbolo de la ciudad. Se trata de un bajorrelieve que representa un radiante sol antropomorfo abordonado de cintas.
 
 
 



 


En su interior destacamos el patio de armas, convertido en claustro en el siglo XVIII. 

El altar mayor reformado en el siglo XVIII por Ventura Rodríguez y frente a este el coro con una magnífica sillería de nogal, con un total de 75 asientos en dos niveles, tallada por Juan de Orea entre 1558 y 1561. Sobre la sillería, a cada lado de la nave, se encuentran dos monumentales órganos barrocos (1770).
 
 
 



 
 
 
Salimos y en la plaza de la Catedral frente al templo catedralicio nos encontramos el Palacio Episcopal edificado entre 1894 y 1896 de estilo historicista  neorrománico.






Seguimos nuestro recorrido y os enseño ahora la Alcazaba de Almería. Fue en el año 955 cuando el primer califa de Al-Ándalus, Abd al-Rahman III, mandó construir la Alcazaba sobre los restos de una fortaleza anterior. Su intención era proteger la que por entonces era la ciudad más grande de la zona, la actual Pechina.

El recinto cuenta con tres partes diferenciadas: dos de origen y estilo árabe y una posterior, cristiana. El primer recinto corresponde a lo que fue campamento militar y refugio para la población en caso de asedio. El segundo recinto era la residencia para gobernantes, guardia y servidores. En realidad era la ciudad palaciega con dependencias como mezquita, casa, baños, aljibes, tiendas, etc... El tercer recinto es la parte más moderna del conjunto, castillo mandado a construir por los Reyes Católicos tras la toma de Almería el 26 de diciembre de 1489.
 
 
 
 





 
 
 
Desde la Alcazaba tenemos excelentes vistas al Cerro de San Cristóbal donde vemos las murallas de Jayrán, es lo que hoy permanece en pie de la antigua muralla que rodeaba toda la ciudad y fueron construidas por el primer rey de la Taifa de Almería, Jayrán. En lo más alto del cerro se encuentra una estatua del Sagrado Corazón de Jesús erigida durante los años treinta del pasado siglo.
 
 
 
 
 
 
Volvemos a bajar al centro de la ciudad y os enseño el Santuario a la Virgen del Mar, Patrona de Almería. Templo del siglo XVI con posteriores reformas, la más importante tras la Guerra Civil







Después vemos el Mercado Central, fue el primer mercado de abastos, y el mayor durante mucho tiempo de la ciudad. Edificado entre los años 1892 y 1897.







Cerca de allí visitamos la Iglesia parroquial de Santiago Apóstol, el templo se realiza según las trazas del arquitecto Juan de Orea, edificándose entre los años 1553 y 1559 en un estilo gótico-mudéjar. 
 
La iglesia se organiza en una sola nave a la cual se abren capillas entre los contrafuertes, destaca su torre portada principal y la portada lateral.

En su interior destaca el retablo mayor y la capilla de la Hermandad de la Soledad sonde se encuentra la venerada imagen de la Virgen de los Dolores.









Salimos de esta iglesia y en los alrededores vemos la Puerta Purchena, céntrica plaza cuyo urbanismo es propio de la arquitectura burguesa del siglo XIX y principios del XX. Tras esta plaza nos encontramos con la Iglesia parroquial de San Sebastián, edificada entre 1673 y 1679.








Después vemos el Teatro Apolo, es el único teatro que ha sobrevivido de entre los muchos que existieron en Almería durante el siglo XIX, su construcción data de 1881.








Seguimos nuestro recorrido por el casco antiguo almeriense y vemos los dos conventos mejor conservados de la ciudad. 
 
Primero os enseño el Convento de la Encarnación popularmente conocido como Las Claras. Es un edificio del siglo XVIII. El exterior del convento es de carácter sobrio destacando la portada principal de estilo barroco con dos cuerpos y en el principal la imagen de Santa Clara de Asís. 
 
 
 
 


En segundo lugar vemos el Monasterio de la Purísima Concepción popularmente conocido como Las Puras. Tanto el convento como el templo son obra de Ortiz de Villajos del año 1522. La iglesia es de planta rectángular cubierta con armadura de tradición mudéjar, la decoración interior es barroca del siglo XVIII destacando el retablo mayor.







Ahora os enseño la Plaza de Toros de Almería edificada entre 1887 y 1888 destaca por el clasicismo de sus formas.






Terminamos este paseo viendo el famoso Cable Inglés, antiguo cargadero de mineral de la sociedad The Alquife Mines and Railway Company Limited.
 
Por último os enseño un par de fotografías de La Rambla de Belén, es una rambla además de una vía formada por las avenidas de Federico García Lorca y Reina Regente, por la que discurrió el cauce de la rambla hasta que en 1996 fue embovedada, convirtiéndose en una importante zona comercial y de ocio que atraviesa la ciudad de norte a sur. 
 
 
 


 
 
 
¡Espero os haya gustado este reportaje!
 
 

jueves, 21 de febrero de 2019

Convento de Loreto de Espartinas





Hoy volvemos a Espartinas en el Aljarafe sevillano.

En las afueras del municipio nos encontramos la Hacienda de Loreto y el Convento de Nuestra Señora de Loreto. La mayor parte de la arquitectura es del siglo XVIII, aunque se conservan algunas partes del siglo XVI. Dentro del recinto se conserva una Torre Mocha mudéjar del siglo XIII.
 
El convento, junto con la hacienda del mismo nombre y la torre defensiva medieval de origen cristiano denominada Torre de Loreto, conforman un enclave de alto valor patrimonial muy destacado en la comarca del Aljarafe sevillano. Han sido declarados Bien de Interés Cultural en la categoría de Monumento.  

La Hacienda se encuentra adosada al Monasterio por su costado suroccidental. Su tipología es la característica de la arquitectura rural sevillana en la que se aúnan un núcleo central destinado a vivienda, compuesto de zaguán, dos patios, dispuestos en eje y situados de este a oeste, con las estancias destinadas a las labores del campo o industriales.

El acceso al interior se realiza desde su fachada principal a través de un vano de medio punto. Sobre el vano de acceso se encuentran dos paneles de azulejos con escudos nobiliarios y uno con la representación de San Francisco. En un pequeño azulejo situado a la derecha figura la fecha de 1775, año de construcción del núcleo principal de la hacienda.











 Conforman el Convento un recinto de entrada o compás, la torre, la iglesia, la sacristía, dos claustros con galerías, patios, estancias y espacios intermedios que unen los núcleos principales. El acceso al interior se realiza a través de una portada de traza barroca que comunica con el compás, en cuyo friso aparece la fecha de construcción «Año de 1772». A ambos lados, ubicados en los blancos paramentos de los muros, dos cuadros de azulejos con representaciones de santos franciscanos.










El compás es un recinto de planta cuadrada delimitado por la fachada del templo y por la fachada principal del recinto conventual. En el centro se levanta un Crucero sobre un pilar de planta hexagonal revestido de azulejos del siglo XVIII que muestran representaciones de montería.










El templo fue realizado entre 1716 y 1733 con un proyecto de Diego Antonio Díaz. Tiene planta de cruz latina, con una sola nave de cuatro tramos, cubierta con bóveda de cañón con lunetos, reforzada con arcos fajones o perpiaños. El crucero se cubre con cúpula de media naranja sobre pechinas. 
 
El altar mayor fue realizado a mediados del siglo XVIII y está decorado con santos vinculados a la orden franciscana. En el centro hay un camarín con la Virgen de Loreto, patrona de la comarca del Aljarafe. La cabeza de la Virgen y las manos son del siglo XIV, mientras que el resto de la figura y el Niño Jesús que sostiene en brazos son del siglo XVIII. Junto a la Virgen hay dos pequeñas estatuillas que, según una leyenda, representan a esclavas liberadas de los sarracenos gracias a la Virgen.
 
 
 
 










En el muro de La Epístola primero vemos en el crucero el retablo de San Diego de Alcalá, después vemos la portada que comunica con el claustro del aljibe y el retablo de la Piedad, todos de estilo barroco del siglo XVIII.










En el muro de El Evangelio primero vemos el retablo de San Francisco de Asís en el crucero, después vemos el retablo de San José y por último el retablo de San Antonio de Padua, todos de estilo barroco del siglo XVIII.











Tras la cabecera del templo y accediendo a través del camarín, se encuentra la sacristía que fue el templo primitivo, este consta de una nave de tres tramos, cubierta con bóveda de cañón con lunetos y arcos perpiaños. Las bóvedas están decoradas con pinturas al fresco de motivos florales y escudos franciscanos. 

Se construyó hacia 1600 y se decoró en 1665. 

En la cabecera de la nave se ubica una sencilla cajonera del XVIII y sobre ella un retablo barroco de la misma época, compuesto de banco, un cuerpo de tres calles y ático. En la hornacina central se encuentra el grupo escultórico de Santa Ana y la Virgen, coetáneo. 






 Después y ya dentro del recinto conventual os enseño el Claustro del Aljibe de origen mudéjar, datando su construcción del siglo XVI y reformado en el siglo XVIII.








Ahora vemos el segundo claustro, el claustro de los Naranjos que ocupa la zona más oriental del recinto y es del siglo XVIII. Lo preside una fuente recubierta de conchas marinas.






Por último vemos  el Patio Grande, de planta rectangular, de grandes dimensiones y porticado en su frente oriental. Está flanqueado en su costado norte por edificaciones de dos plantas, que se corresponden con las estancias interiores de acceso desde el claustro del aljibe y entrada al convento y por otro patio menor, que tiene acceso también desde el exterior a través de una puerta de hierro. 
 Preside el patio la Torre Mocha, torre sin almenas edificada en el siglo XIII como torre defensiva.








Reseñar que dentro del recinto se visita también la antigua biblioteca dispuesta actualmente como Museo de escultura, pintura y orfebrería del convento, además de una sala de ornamentos bordados y pintados de distintas épocas y calidades.

Desde hace unos años el convento tiene Hospedería para visitantes que busquen la paz y tranquilidad entre sus muros.


¡Espero os haya gustado este reportaje!