domingo, 16 de septiembre de 2018

Catedral de Palencia




Hoy vemos la Santa Iglesia Catedral Basílica de San Antolín, es un templo católico, sede episcopal de la diócesis de Palencia, en la ciudad del mismo nombre, en la comunidad autónoma de Castilla y León. Está dedicada a San Antolín mártir, Patrón de Palencia. Conocida popularmente como La bella desconocida. Fue el primer monumento de Palencia en ser declarado como Monumento Nacional el 3 de noviembre de 1929.
 Es una construcción de grandes proporciones de estilo gótico, aunque conserva elementos anteriores, de época visigoda y románica, y elementos decorativos renacentistas, barrocos y neoclásicos. La construcción comenzó en el siglo XIV.
El elemento más reconocible al exterior es la torre, elevada y sobria, algo tosca teniendo en cuenta su pertenencia al estilo Gótico. Estudios recientes y excavaciones demuestran que fue torre de carácter militar en el pasado y tras cumplir esa función se le añadieron pináculos y espadaña como única decoración.




La planta de la catedral es de cruz latina y tiene la peculiaridad de contar con un crucero doble, por lo que también dispone de cinco puertas, formando así una planta en forma de cruz patriarcal.
Si el exterior de la catedral se caracteriza por la sobriedad de sus formas, el interior desprende la imagen contraria. El estilo gótico florido se repite en todo el templo con variantes flamígeras, así como decoraciones renacentistas, platerescas y barrocas, estas últimas patentes en la gran cantidad de retablos, cuadros y tallas que encierran sus muros.
Las naves están separadas por pilares fasciculados sobre los que descansan los arcos apuntados y las bóvedas de crucería. La estructura de estas bóvedas se va complicando desde la cabecera hacia los pies de la catedral.







Al contrario que la mayoría de catedrales que sólo disponen de una, la catedral de Palencia tiene dos capillas mayores: La primera situada en la cabecera es la antigua, hoy llamada del Sagrario, justo enfrente se encuentra la pared que encierra la segunda capilla: la capilla mayor actual. 
La capilla del Sagrario, está rodeada por la girola ocupando la parte central, tal y como correspondería a una capilla mayor. Esto se debe a que en origen este espacio estuvo ocupado por la primitiva capilla mayor de la catedral. Como capilla del Sagrario, se hicieron en ella obras de remodelación entre 1415 y 1430. Es interesante el trazado de la bóveda, con nervaduras colgantes. El retablo es de estilo renacentista en la órbita de Felipe Bigarny y lo preside una imagen de la Virgen de estilo tardorrománico
La capilla mayor se edificó en la segunda etapa (1426-1486). En 1519 se trasladó la primitiva capilla mayor (que estaba en lo que ahora es capilla del Sagrario) a este lugar. La obra maestra de esta capilla es el retablo mayor, cuyas trazas fueron ejecutadas por Pedro de Guadalupe en 1504. Es el ejemplar más temprano entre los retablos renacentistas de España.
 Frente a la capilla mayor vemos el coro con la sillería capitular, de madera vista y estilo gótico. El órgano catedralicio es del siglo XVIII.
Tras este vemos el Trascoro, situado a los pies del templo, e levanta sobre cinco escaleras y es una excelente obra del Renacimiento español, de carácter tardogótico y plateresco, constituyendo una de las obras maestras de la catedral. Enfrente del trascoro, se encuentra la escalera que da acceso a la cripta de San Antolín.
 El vestigio más antiguo es el fondo de la Cripta de san Antolín, que es el resto de un edificio visigodo de mediados del siglo VII, construido con y sobre restos romanos.


Las capillas la catedral se hallan ubicadas en la girola y en la nave norte. La nave sur carece de ellas porque da cobijo al espacio del claustro, al que se accede por dos puertas. La mayoría de las capillas guardan en su interior obras de arte de gran importancia y algunas están cerradas por rejas de gran calidad artística. La arquitectura de todas ellas es gótica, con bóvedas muy bellas. 












Por último vemos el claustro, que ocupa toda la pared lindante con la nave de La Epístola. Las obras del claustro se iniciaron hacia 1439, a expensas de los obispos fray Alonso de Burgos y Juan Rodríguez de Fonseca. En 1503-1505 dirigía las obras del claustro Juan Gil de Hontañón, quien lo remató hacia el año 1516. El espacio es de estilo tardogótico.








¡Espero os haya gustado este reportaje sobre la Catedral de Palencia!


2 comentarios:

  1. La bella desconocida con razón, es de las catedrales castellanas que menos se escuchan y sin embargo muy hermosa tanto constructivamente como en cuanto a ornamentación, es una maravilla, gracias por mostrarla.

    ResponderEliminar
  2. Nunca hubiera imaginado que Palencia tenía una Catedral tan interesante de conocer.

    ResponderEliminar