viernes, 1 de marzo de 2019

Alcalá del Río




Seguimos con la ruta por pueblos de la provincia de Sevilla.

Hoy nos vamos a Alcalá del Río.

Este municipio se encuentra en la comarca de la Vega del Guadalquivir. Está situado a unos 10 kilómetros de Sevilla y tiene 11930 habitantes.

Arriba y abajo os enseño el Ayuntamiento y la Plaza de España la cual tiene un precioso mirador hacia el río Guadalquivir. 









Ahora vemos la Iglesia parroquial de Santa María de la Asunción, Iglesia mudéjar con tres naves adosada a una construcción romana que sirve de asiento a la torre. La construcción comenzó en la primera mitad del siglo XIV y terminó durante el siglo XV. Tras el terremoto de Lisboa de 1755 se renueva el techo de la nave central y entre 1782 y 1785 se levanta la sacristía en la parte trasera del templo.





































Detrás de la parroquia os enseño la Casa de la Cultura, edificio destinado como espacio cultural que también cuenta con Biblioteca.







Marchamos por la calle principal del casco antiguo, calle Ilipa Magna (nombre de la ciudad romana que hubo en lo que actualmente es el municipio), cerca de esta calle nos encontramos la Cruz de los Benavides.








Ahora vemos la Capilla de San Gregorio Osset, la capilla o ermita es un edificio de una sola nave, de planta rectangular y fachada plana. Fue fundada por los Reyes Católicos en 1460. Fue reformada en 1760. Del siglo XV se conservan la estructura general y la portada del lado derecho.

Está dedicada a San Gregorio de Osset, también conocido como Gregorio Osetano. Solo se sabe que nació en torno al 472, que era de Aguas Duras (como se llamaba a Alcalá del Río en la etapa visigoda), en un momento en el que la localidad estaba en la jurisdicción de Osset Julia Constancia (que es el actual San Juan de Aznalfarache) y que posiblemente fue ejecutado por combatir la herejía arriana. Es el Patrón de Alcalá del Río. En su interior se encuentran también las populares cofradías de la Vera Cruz y la Soledad.

Actualmente el edificio está en proceso de rehabilitación por ello su aspecto exterior.








Si paseamos por las calles de la localidad en varios puntos encontraremos Restos de la Muralla Romana de la antigua Ilipa Magna, declarada BIEN DE INTERÉS CULTURAL (BIC), su construcción en torno al siglo I d. C. es un claro ejemplo de la romanización llevada a cabo en la Bética con la llegada de Augusto. Se trata de una muralla con una anchura máxima documentada de 1.20 m. y una altura que llega a superar los 8 m.






Después vemos la Cruz Blanca, valiosa cruz de camino renacentista realizada en mármol, conservada en el lugar de origen desde su ejecución en 1576, por Juan Bautista Vázquez el Viejo. Se encuentra en el antiguo camino Real de Castilla, que en la actualidad es la Avenida de Andalucía.








Vamos bajando por distintas calles y cuestas hasta llegar a la plaza de los Pescadores a orillas del río Guadalquivir y ante la presencia de la Cruz de los Pescadores.








Ya a orillas del río observamos la Presa de Alcalá del Río edificada entre 1930 y 1931.








Terminamos a unos metros de la presa y en la orilla del río contemplando los Restos del antiguo Puerto Romano que solamante son visibles cuando la marea está baja.








¡Espero os haya gustado este reportaje!



1 comentario:

  1. Un pueblo muy interesante para visitar pero en general bastante descuidado y es una pena.

    ResponderEliminar