miércoles, 3 de julio de 2019

Manzanilla




Empezamos con la ruta por pueblos de la provincia de Huelva.

Hoy nos vamos a Manzanilla.

Este municipio se encuentra en la comarca de El Condado. Está situado a 54 kilómetros de Huelva y tiene 2080 habitantes.
 
Arriba y abajo os enseño el Ayuntamiento del municipio que se encuentra en la plaza de Andalucía. El edificio de la casa consistorial era la antigua casa-palacio de los Osorno y la ermita de la Soledad de 1708, con remodelaciones sobretodo en 1929 cuando comenzó a tener su uso actual.











Ahora y sin movernos de la plaza de Andalucía vemos en el centro de la misma el Morabito, templete de ladrillo y cerámica edificado a principios del siglo XX y que en su interior tiene un pozo que abastecía de agua al pueblo. También en la plaza vemos el Mercado de Abastos de estilo regionalista edificado en el año 1929.














Subimos por la calle Alférez Galiano Camacho hasta la plaza de España.







Presidiendo esta plaza se alta majestuosa la Iglesia parroquial de Nuestra Señora de la Purificación. Sus primeras referencias datan del siglo XVI. Afectada por el terremoto de Lisboa de 1755, su reconstrucción la vistió de su actual imagen barroca y casi catedralicia. El templo presenta tres portadas del siglo XVIII. La de los pies es un arco escarzano que apoya sobre dos pilastras, la del evangelio y de la epístola son de la misma traza y presentan arcos de medio punto flanqueados por pilastras. Adosada a la cabecera se halla la torre, de tres cuerpos, perteneciente a la segunda mitad del siglo XVIII.
 
 
 









 











 
 
 
En los alrededores de la Iglesia podemos ver la Casa Rectoral, casa solariega de 1787. Además de numerosos edificios industriales con molinos aceiteros de los siglos XVIII y XIX. 











Después nos encaminamos hacia la calle Santo Cristo y allí nos encontramos la Ermita del Niño Jesús, templo del siglo XVI con posteriores remodelaciones como su fachada de estilo regionalista exornada de ladrillo y cerámica a principios del siglo XX.

Presenta una sola nave cuya techumbre es contemporánea porque la anterior se derrumbó. La capilla mayor de planta cuadrada se cubre por bóveda semiesférica sobre pechinas. Preside sobre retablo barroco el Cristo de la Sangre y el Niño Jesús. En hornacinas laterales se encuentran las imágenes de Nuestro Padre Jesús Nazareno atribuido a Felipe de Ribas realizado en el siglo XVII, Nuestra Señora de la Soledad realizada en 1937 por Antonio Delgado Jiménez y el Cristo Yacente.


















Salimos de la ermita, bajamos la calle Santo Cristo y atravesando la plaza de Andalucía enfilamos la calle Villalba hasta la calle de San Roque, vislumbrando al fondo la Ermita de San Roque.













Llegamos a la Ermita de San Roque, Patrón de Manzanilla. Es de planta rectangular, su arquitectura es muy sencilla y popular. En la hornacina central se venera la imagen de la Virgen de la Victoria, obra de Merino Román de 1938. La imagen de San Roque es también del mismo imaginero y del mismo año. 
 
 
 





 
 
 
 
Seguimos paseando por las calles de Manzanilla.
 
 
 
 







Por último y tirando por la avenida del Valle a dos kilómetros del pueblo nos encontramos el Santuario de Nuestra Señora del Valle, Patrona de Manzanilla. Sus orígenes se fechan en el siglo XV. La primera ermita de la Virgen fue ampliada y reformada en el siglo XVIII por don Gonzalo de Osorno. El edificio forma un conjunto con iglesia y dependencias para la hermandad. La iglesia es de planta de salón y destaca la capilla mayor con retablo neobarroco donde se ubica la imagen de la patrona, obra de Castillo Lastrucci.
 
 
 
 












 






 
 
¡Espero os haya gustado este reportaje!
 
 
 

2 comentarios:

  1. Me llama la atención el Morabito. Me recuerda algo a la cúpula de la Capillita del Carmen del Puente de Triana. Bonita imaginería pero creo que podría vestirse mejor a la Virgen.

    ResponderEliminar
  2. Un pueblo precioso e interesante digno de ser conocido.

    ResponderEliminar