lunes, 26 de agosto de 2019

Palacio Real de Aranjuez





Hoy vemos a fondo el Palacio Real de Aranjuez, este palacio es una de las residencias de la Familia Real Española y está gestionado y mantenido por Patrimonio Nacional.

Fue erigido en el siglo XVI por orden de Felipe II, quien le encomendó el proyecto al arquitecto Juan Bautista de Toledo que murió durante su construcción, por lo que su discípulo Juan de Herrera fue el encargado de rematar la obra. Unos años más tarde, se comienzan las obras del Palacio bajo la dirección de Juan de Minjares. Cuando Felipe II muere en 1598, la construcción tenía acabada la torre sur, ocupada por la capilla, y gran parte de las fachadas de mediodía y poniente.

Hasta el reinado de Felipe V permanecen prácticamente abandonadas las obras. El monarca siguiendo los primitivos planos de Herrera encomienda al aparejador Pedro Caro Idrogo la continuación de las obras, que se reinician en el año 1715. Se levanta la torre norte de idénticas características a la construida por Minjares, y se completa la fachada oeste, construyéndose también toda la estructura que conforma el actual cuerpo del Palacio.

Destruido el edificio por un incendio, Fernando VI encarga su reconstrucción a Santiago Bonavía, quien incluye en la restauración de la fachada principal algunos cambios como los arcos sustentadores de la terraza del primer piso y la adición del frontis sobre el que descansan las estatuas de los reyes Felipe II, Felipe V y Fernando VI.

En época de Carlos III se amplía el palacio, siendo Francisco Sabatini el autor de las alas de poniente, que limitan lateralmente la soberbia plaza de Armas. 

El edificio se caracteriza exteriormente por sus colores blanco de la piedra de Colmenar y rojo de los ladrillos empleados en sus paramentos. 
 























Se entra al Palacio a través de los pórticos de la fachada principal por los que se accede a la escalera colosal diseñada por Bonavía en 1744. La escalera comienza con múltiples accesos en su arranque que se encuentran en una meseta desde la que, por un único tiro, se alcanza el rellano siguiente, bifurcándose en dos desde aquí para acceder a la planta alta. Todo este movimiento se ve acompañado de una excelente baranda en hierro forjado y toques dorados de estilo rococó, mientras que unos magníficos bustos debidos a Antoine Coysevox y firmados en 1683, observan al recién llegado desde sus pedestales.














Ya en la planta alta se visitan las distintas estancias y salones donde lo italiano y lo francés logran un cierto equilibrio, las grandes piezas de porcelana o los techos llevan sello italiano y lo francés a través del estilo Imperio, manda sobre gran parte del mobiliario.


En las estancias interiores no permiten realizar fotografías así que os pongo seis que no son mías para ilustraros un poco y que os hagáis una breve idea.


Primero os muestro el Gabinete Árabe, realizado durante el reinado de Isabel II, está inspirado en la sala de las Dos Hermanas, de la Alhambra de Granada. La habitación fue utilizada como sala de fumar.







En segundo lugar os muestro el Dormitorio de la Reina y el Tocador de la Reina.







En último lugar os enseño otras dos estancias, el Gabinete de Porcelana, obra cumbre de la Real Fábrica de Porcelana del Buen Retiro de Madrid. Toda la extensión de las paredes y techos presenta una riquísima ornamentación de porcelana en relieve, mezcla de estilos rococó y chinesco, realizada entre los años 1763 y 1765, por mandato del rey Carlos III. Y el Salón del Trono cuyas paredes están tapizadas con terciopelo rojo y su mobiliario pertenece a la época de Isabel II.






 

 Empezamos el recorrido por los distintos jardines, primero vemos el Jardín de Parterre, bajo la galería que une la residencia real con la Casa de Oficios se abre una pequeña puerta que da acceso al Parterre. Ante la fachada meridional de Palacio, la única que se remonta al siglo XVI, está el Jardín del Rey adornado con estatuas, síntesis de la herencia mudéjar y de las influencias renacentistas italianas, tan usual en los Palacios Reales españoles de los Austrias. 








Después vemos las fuentes de las Nereidas y un poco más adelante la fuente de Ceres.

















 Detrás de esta última se levanta imponente la fuente de Hércules y Anteo, llevada a cabo por Juan de Herrera entre 1577 y 1582.







Terminamos la visita del Jardín de Parterre viendo el Jardín de la Reina.






Por el lateral de los jardines pasa el río Tajo dejando imágenes pintorescas con los patos y gansos surcando sus aguas al paso por el Palacio Real.











Después visitamos el Jardín de la Isla que lo circunda el río Tajo y una ría enlosada obra de Bonavía. El trazado del Jardín de la Isla se basa en uneje central rodeado por compartimentos rectangulares que se dividen a su vez en cuadrados, los cruces de los ejes transversales más importantes con el eje central están marcados por plazoletas con fuentes dispuestas en línea recta que forman una perspectiva efectista. 








En este orden os enseño varias fuentes. Primero la fuente de Hércules e Hidra realizada en el siglo XVII. En segundo lugar la fuente de Apolo del siglo XVI. En tercer lugar la fuente del Reloj o del Anillo la más antigua de todas las que hay en los jardines. En cuarto lugar la fuente del Niño de la Espina mandada a construir por Felipe III. En quinto lugar la fuente de la Boticaria. En sexto lugar la fuente del Dios Baco donde lo más interesante es su pie en mármol toscano de Serravezza realizado en 1566. Por último la fuente de Neptuno del siglo XVII.















Luego visitamos el Jardín del Príncipe, creado por Carlos IV, quien lo inició siendo todavía Príncipe de Asturias y lo concluyó siendo Rey entre 1789 y 1808. Contrapuesto al de la Isla, es un jardín paisajista que sigue la moda inglesa y francesa de finales del siglo XVIII pero integrando algunos elementos anteriores como el embarcadero de Fernando VI.

Vemos en este orden la fuente de Apolo culminada en 1828, cuya escultura central es del siglo XVII. Después vemos la fuente de Narciso y el Estanque de los Chinescos que se realizaron a finales del siglo XVIII.








Me han faltado algunas fuentes y rincones pero lo más destacable está en el reportaje.

¡Espero os haya gustado este reportaje del Palacio Real de Aranjuez!







2 comentarios: