sábado, 10 de agosto de 2019

Villafranca del Bierzo





Seguimos con la ruta por pueblos de la provincia de León.

Hoy nos vamos a Villafranca del Bierzo.

Este municipio se encuentra en la comarca del Bierzo. Está situado a 128 kilómetros de León y tiene 2975 habitantes. Por esta localidad pasa el Camino de Santiago.
 
Arriba os enseño el Ayuntamiento del municipio y abajo la Plaza Mayor donde se encuentra el mismo.








Después vemos la Colegiata de Santa María del Cluniaco, tuvo sus orígenes en un monasterio benedictino erigido en el siglo XII, con hospedería para atender a los peregrinos franceses que pasaban por Villafranca del Bierzo, camino de Compostela. En el siglo XVI y tras la decadencia del monasterio se levanta el templo actual. Su trazado se realiza bajo un gótico tardío con elementos propios renacentistas y barrocos. Destacar sus maravillosas y espectaculares bóvedas y cúpula en pizarra.
 
El templo tiene tres naves. El retablo mayor es neoclásico y dedicado a la Asunción de la Virgen.
Destaca también la capilla de la Santísima Trinidad que conserva junto con la sacristía bóvedas de crucería y un retablo de estilo purista del siglo XVI, el tema central de la Trinidad se encuentra en el segundo cuerpo del mismo. 
 
Se guardan dentro de la Colegiata algunos pasos de Semana Santa: Ecce Homo, la Entrada Triunfal en Jerusalén, Jesús atado a la Columna y El Cristo de la Misericordia.
 
 
 
 







Salimos de la Colegiata y junto a esta vemos La Alameda, hermoso jardín de trazado romántico construído en el año 1882. 








Junto a estos bellos jardines nos encontramos dos edificios, primero el Palacio de los Duques de Arganza, edificado en el siglo XV; y en segundo lugar la Iglesia de San Nicolás, erigido por la Compañía de Jesús, las obras comienzan en 1620 aunque la iglesia es un poco posterior hacia la mitad del siglo XVII siendo la fachada y el claustro lo más tardío, posiblemente de finales del siglo XVII o principios del siglo XVIII. 
 
En el interior de la Iglesia se encuentra la imagen del Patrón de Villafranca del Bierzo, el Santísimo Cristo de la Esperanza. El retablo mayor es obra del siglo XVII realizado en madera sin dorar con tallas como la de San Ignacio de Loyola, San Francisco Javier, San Francisco de Borja y un calvario entre otras.
 
 
 



 


Nos vamos a la parte más alta de la localidad y allí vemos el Castillo, edificado en el siglo XVI como Castillo Palacio de los Marqueses de Villafranca. Es de planta cuadrangular y posee cuatro torreones en sus ángulos. Construído fundamentalmente en mampostería.
 
 
   





Después visitamos la Iglesia de San Francisco, único resto del antiguo convento del mismo nombre. El templo es de estilo románico gótico con distintas ampliaciones y añadidos también barrocos. Son de destacar en el interior del templo su retablo mayor de grandes proporciones barroco y la Capilla de La Dolorosa.









Seguimos paseando por el municipio y vemos ahora el Palacio de Torquemada, del siglo XVII y situado en la Calle Agua por la que transita la ruta jacobea. Después os enseño el Convento de La Anunciada, fundado por Pedro Alvarez de Toledo y Osorio en 1606 para su hija que quería profesar como monja. El edificio es de gusto italianizante.
 
 
 
 


 
 
 
Por último os enseño el río Burbia a su paso por la localidad y el puente medieval utilizado tanto por los vecinos de la villa como por turistas y peregrinos ya que es paso obligado del Camino de Santiago. Para terminar vemos la Iglesia de Santiago, templo Románico edificado parece ser a finales del siglo XII, año 1.186. En los Años Santos Compostelanos, en caso de que algún peregrino no pueda continuar hasta la Catedral de Santiago por enfermedad o accidente y haber recorrido la distancia necesaria, haberse confesado, asistido a la Eucaristía y haber rezado por las intenciones de la Iglesia (igual que en la Catedral de Santiago), se le abre la Puerta del Perdón para que gane las Gracias Jubilares. Siendo esta la única puerta de todo el Camino de Santiago junto con la de la Catedral en la que se pueden ganar las Gracias Jubilares.
 
 
 
 
 


 
 
 
¡Espero os haya gustado este reportaje realizado hace cuatro años!
 
 
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario