domingo, 22 de marzo de 2020

Toro





Empezamos la ruta por pueblos de la provincia de Zamora.

Hoy nos vamos a Toro. Este reportaje tiene unos años y no está completo aunque si podréis ver los principales monumentos de esta localidad zamorana.

Este municipio se encuentra a 33 kilómetros de Zamora, en la comarca del Alfoz de Toro y tiene 8714 habitantes.
 
Arriba os enseño el Ayuntamiento situado en la Plaza Mayor, es un edificio reconstruido en 1778 por el arquitecto de la corte Ventura Rodríguez en estilo barroco.
 
Abajo vemos la Colegiata de Santa María la Mayor. Comenzó a construirse en el siglo XII, bajo el patrocinio de los reyes de León. El cimborrio de esta colegiata se enmarca dentro de un grupo conocido como grupo de cimborrios leoneses formado, además, por los de las catedrales de Zamora, Plasencia y Vieja de Salamanca. 
 
Las obras fueron llevadas a cabo entre el último tercio del siglo XII y mediados del XIII. Posteriormente se le hicieron algunos añadidos y reformas.
 
 
 
 




 



Tiene planta de cruz latina, tres naves de tres tramos con bóvedas de horno en la cabecera, de cañón en el crucero y nervadas en el centro. En el hastial sur, se encuentra una torre de planta cuadrada que destaca del conjunto por su altura. El crucero se remata con un magnífico cimborrio de planta hexadecagonal. La cabecera consta de tres interesantes ábsides semicirculares; el central es el más decorado, ya que cuenta con arquerías y vanos ornamentados.
 
El templo está ornamentado con distintos retablos barrocos, destacar las imágenes de piedra policromada que hay adosadas a los pilares del siglo XIII.
 
Lo más destacable es el Pórtico de la Majestad, es un elemento arquitectónico religioso que constituye la antigua puerta principal. Originalmente como acceso exterior y posteriormente se le adosó una capilla a la misma que la proteje y conserva. Es la puerta del mediodía del edificio, siendo uno de los testimonios decorativos más importantes de la zona. 

Fue construida en el reinado de Sancho IV de León y Castilla (1284-1295). Narra la vida de la Virgen, de Cristo y el Juicio Final. En la sexta arquivolta aparecen 18 músicos colocados en la línea imaginaria que separa el espacio entre la representación de la vida de la Virgen y la del Juicio Final, por lo que podría asociarse a uno u otro tema.

La importancia del Pórtico de la Majestad no radica en la belleza de los elementos con los que cuenta, que también, sino en que es uno de los pocos que conserva la policromía original.
 
 
 
 
 



 





Salimos de la colegiata y muy cerca nos encontramos con el Alcázar de Toro, fortaleza construida en el siglo X, de forma rectángular con siete cubos macizos situados en las esquinas y en la parte media de cada lienzo, a la que se debería añadir una torre del homenaje demolida en el siglo XIX.










Después vemos la Iglesia de San Lorenzo el Real, construida en estilo románico-mudéjar a finales del siglo XII. El sobrenombre del Real se debe a que en ella se encuentran enterrados algunos miembros de la familia Castilla-Fonseca, descendientes bastardos de Pedro I el Cruel. Se la considera la iglesia más antigua de la ciudad. 

En su interior destaca el retablo gótico del siglo XV realizado por el artista hispano flamenco Fernando Gallego y el coro de estilo mudéjar.











Ahora os enseño la Puerta del Mercado conocida como la Torre del Reloj. Fue edificada en el siglo XV, pertenecía al primer recinto amurallado de la ciudad, sobre ella se encuentra una torre que se construyó entre el año 1719 y el 1738.






 
 
 
 
Subiendo por la calle Puerta del Mercado volvemos a la Plaza Mayor y en el lado opuesto al ayuntamiento nos encontramos con la Iglesia del Santo Sepulcro.  

Fue la sede del vicario general de la Orden del Santo Sepulcro de Jerusalén hasta el siglo XV que pasa a la Orden de Malta. Construida en el siglo XII con reformas posteriores, se encuentra encajada entre varios edificios y no permite observarse en su totalidad.









Por último vemos la Iglesia de San Salvador de los Caballeros, obra de principios del  siglo XIII, de estilo románico-mudéjar. El templo perteneció a los Templarios hasta la extinción de los mismos, momento en el cual se convirtió en parroquia. En la actualidad es un museo de arte sacro donde se guardan piezas que han ido llegando de las distintas parroquias cerradas o bien con pocas posibilidades de custodia. 











¡Espero os haya gustado este reportaje!





1 comentario:

  1. Una gran ciudad Toro. Impresionante la colegiata y el pórtico, una verdadera maravilla.

    ResponderEliminar