jueves, 3 de diciembre de 2020

Torrox Costa


 

Seguimos la ruta por pueblos de la provincia de Málaga.

Hoy nos vamos a Torrox Costa.

Este municipio se encuentra en la comarca de la Axarquía. Está situado a 50 kilómetros de Málaga y tiene 17234 habitantes. 
 
Se distribuye en dos núcleos diferenciados; el antiguo núcleo de Torrox, situado en el interior que ya vimos, y Torrox Costa, situado en el litoral, donde se encuentra la mayor parte de la población. Cabe mencionar que alberga a una de las mayores colonias de residentes alemanes de España.  







En la costa destacan diferentes barriadas: Güi, Santa Rosa, San Daniel, El Morche, Los Llanos, La Carraca, Laguna Beach, Generación del 27, Costa del Oro, Castillo Bajo Conejito (El Faro), El Peñoncillo o Torrox-Park; todas ellas zonas turísticas y residenciales que han experimentado un fuerte crecimiento en los últimos años donde se encuentra la mayor parte de la población.

Con mayor tradición se encuentra Castillo Bajo Conejito, centro neurálgico de Torrox Costa, donde se sitúa el Faro con su necrópolis romana y el inicio del paseo marítimo, conformada en su origen por una urbanización de grandes edificaciones y espacios ajardinados de los años 70. El Morche y El Peñoncillo estaba constituido por las viviendas de pescadores y otras de familias dedicadas a la agricultura tradicional y luego intensiva extratemprana. Actualmente, Torrox Costa, por sus playas y el ambiente veraniego es un destino predilecto del turismo nacional e internacional que visita Torrox. 

En los extremos de la zona de costa se encuentran las torres de vigilancia de la época musulmana, una en el Peñoncillo y otra en El Morche (Torre Güi).


















 

Antes de terminar vemos el Faro de Torrox, terminado de edificar en el año 1864, tiene una altura de 39 metros sobre el mar y 26 metros sobre el suelo. 

En 1905, Tomás García Ruíz, el torrero del faro, comenzó a excavar alrededor de dicha torre. Allí encontró lo que en su día fue la villa romana Caviclum, donde se ha podido documentar una villa a mare, y las termas asociadas a ella, una factoría de salazones, posteriormente reaprovechada como necrópolis, y dos hornos,​ que integrarían una alfarería, destinada a abastecer de productos tanto a la villa como a la factoría próxima.

La villa se remonta a época tardorrepublicana, documentándose la última fase de construcción en el siglo IV d.C..

 

 











 

 

¡Espero os haya gustado este reportaje!

 

 

 

1 comentario: