lunes, 15 de marzo de 2021

Devociones olvidadas sevillanas: Virgen de la Antigua


 

En el interior de la Iglesia de Santiago nos encontramos una de las Dolorosas históricas de la ciudad, una imagen de Pedro Roldán que fue titular de la hermandad más importante y boyante de la ciudad en los siglos XVII y XVIII.

La maravillosa talla, realizada por Pedro Roldán en 1660 para la cofradía de la Antigua, Siete Dolores y Compasión, que residía en la capilla que hoy ocupa la Hermandad de Montserrat, salió en el siglo XIX desde San Pablo tras la extinción de su cofradía; y pasó a ocupar uno de los altares de la iglesia de Santiago, templo que es hoy sede canónica de la Hermandad de la Redención. Allí permanece en el olvido, desconocida hoy por una ciudad que la tuvo como una de sus grandes devociones. 

Hasta hace poco tiempo, se pensaba que la Virgen de la Antigua que gozó de tanta devoción en la ciudad es la que se encuentra en la parroquia de la Magdalena. Tras diversos estudios se descubrió que la primitiva Virgen de la Antigua es la que está en la Magdalena. La cual se sustituye en 1660 por la talla de Santiago que hoy tratamos. 

 

 



La Virgen de la Antigua fue la gran devoción sevillana de los siglos XVII y XVIII, la que tuvo el mayor número de devotos. El declive de la hermandad, como el de la Semana Santa en general, arranca en el siglo XVIII. Es el siglo de la razón, el siglo de los dogmas y el del auge del sacramento. Cuando llegan los franceses, la Semana Santa está muy debilitada. Las cofradías salen cada muchos años y la invasión y los saqueos de los franceses las acaba de destrozar. De 1810 a la década de 1830 hay años en los que sólo salen cinco o seis cofradías.

Con este panorama, la Hermandad de la Antigua se ve abocada a la extinción. Sólo queda esta Dolorosa, la primitiva Virgen que está en la Parroquia de la Magdalena, el Nazareno titular, que es hoy el Señor de Salud de la Candelaria, y el palio de la Virgen del Valle, que en tiempos cobijó a la Virgen de la Antigua.

 

 






¡Espero os haya gustado este reportaje!



2 comentarios:

  1. Cuantos vaivenes en la historia de las hermandades.

    ResponderEliminar
  2. Una pena el estado en el que se encuentra una imagen de tal categoría artística y con tanta historia.

    ResponderEliminar