jueves, 9 de mayo de 2019

Castilleja de la Cuesta Domingo de Resurrección 2019




En la tarde noche del Domingo de Resurrección estuvimos en la localidad sevillana de Castilleja de la Cuesta para ver las procesiones de gloria de la Hermandad de la Inmaculada Concepción o de la calle Real y la Hermandad de la Soledad o de la Plaza. Los vecinos del municipio se dividen entre las dos cofradías con una rivalidad cuyo origen se desconoce, con dos polos opuestos: la hermandad de la Plaza, su Soledad y sus símbolos rojiblancos, y la de la calle Real, devota de la Inmaculada Concepción y con bandera celeste y blanca.
En primer lugar vimos a la Pontificia, Real, Ilustre, Antigua y Franciscana Hermandad y Archicofradía Sacramental de la Inmaculada Concepción Coronada de Nuestra Señora y de Nazarenos de la Santísima Vera Cruz y Sangre de Nuestro Señor Jesucristo, Nuestro Padre Jesús del Gran Poder y María Santísima de los Dolores que procesiona a la imagen de la Inmaculada Concepción Coronada, Patrona de Castilleja de la Cuesta.

La imagen de la Inmaculada Concepción es obra de Jiménez Astorga del año 1878, sustituyendo a una talla anterior. Destacar todo el conjunto procesional, el paso, los atributos de orfebrería, los ángeles que la rodean y los bordados que luce la Virgen.




















En segundo lugar vimos la Pontificia, Real, Ilustre y Fervorosa Hermandad Sacramental de Santiago Apóstol, Santa Vera Cruz y Cofradía de Nazarenos del Santísimo Cristo de los Remedios en el Santo Sepulcro y Nuestra Señora de la Soledad Coronada que procesiona a la imagen de la Virgen de la Soledad, que en Semana Santa lo hace dos veces, el Viernes Santo bajo palio y el Domingo de Resurrección de gloria.

La Virgen de la Soledad es obra anónima del siglo XVI, a mitad de camino entre las imágenes tardomedievales y las primeras del barroco sevillano. En 1817 el escultor Juan de Astorga le colocó los ojos de cristal, en sustitución de los pintados originales.

El paso es de metal plateado y repujado realizado por Orfebrería Maestrante del año 1997. La Virgen procesiona con un manto de terciopelo rojo bordado en oro de la segunda mitad del siglo XIX, corona y ráfaga de plata del siglo XVIII.

















¡Espero os haya gustado este reportaje!






No hay comentarios:

Publicar un comentario