jueves, 4 de octubre de 2018

León





Hoy hacemos ruta por la ciudad de León, capital de la provincia homónima y perteneciente a la comunidad autónoma de Castilla y León. Cuenta con unos 125318 habitantes aproximadamente.

Arriba y abajo podéis ver el Ayuntamiento de León, edificio barroco, y la Plaza Mayor, finalizada en el año 1677.







Después vemos la Catedral de Santa María, templo gótico comenzado a construir en el reinado de Alfonso X el Sabio a mediados del siglo XIII sobre la antigua catedral románica, que a su vez ocupaba los terrenos del Palacio Real que cediera Ordoño II para ello y que, a su vez, se asentaba sobre las termas romanas.
Una característica peculiar es que las torres aparecen separadas de la nave central mediante arbotantes. Su planta es de tres naves, con bóveda de crucería.  El cuerpo principal del edificio fue terminado a principios del siglo XIV junto al claustro y la torre norte, mientras que la torre sur fue terminada en el siglo XV, en estilo gótico flamígero.
Lo más interesante de su interior son los más de 1800 metros cuadrados de vidrieras de los siglos XIII al XVI, incluyendo tres grandes rosetones y vidrieras en la parte baja y el triforio.












Frente a la fachada lateral de la Catedral vemos el Palacio Episcopal, su construcción comenzó en el siglo XVIII pero no se vió totalmente terminado hasta 1936.






Bajamos la calle Ancha con sus balcones floridos  y a mitad de la calle nos encontramos la Capilla del Cristo de la Victoria, neorrománica fue realizada a finales del siglo XIX por Demetrio de los Ríos. En su interior se conserva una escultura gótica de un crucificado.








Llegamos al entorno de la Plaza de San Marcelo y vemos primero el Ayuntamiento Viejo, edificado a finales del siglo XVI. Y en segundo lugar la Iglesia de San Marcelo, el templo actual es de estilo herreriano, terminado a principios del siglo XVII.


 







En las cercanías nos encontramos el Palacio de los Guzmanes, edificado en 1560 y actualmente sede de la Diputación Provincial de León








Justo al lado del edificio anterior vemos la Casa Botines, obra de Antonio Gaudí de estilo neogótico.






Seguimos nuestro paseo y visitamos la Basílica de San Isidoro, uno de los exponentes principales de arte románico de España y uno de los conjuntos más completos en este estilo, en él confluyen arquitectura, escultura y pintura, albergando en esta última técnica el Panteón Real, llamado por los expertos Capilla Sixtina del Arte Románico. Se edifica en el siglo XI dedicado a San Juan Bautista. Con el traslado de los restos de San Isidoro desde Sevilla a León, se cambió la titularidad del edificio.










Después vemos el antiguo Monasterio de San Marcos, impulsado su construcción por los Reyes Católicos como sede de la Orden de Caballería de Santiago, puesto que fue erigido a orillas del río Bernesga y junto al puente medieval de San Marcos por el que los peregrinos continuaban el Camino de Santiago, es de estilo plateresco. Actualmente es el Parador de cinco estrellas de la ciudad.













Nos adentramos de nuevo en el casco histórico y vemos las murallas romanas de León, edificadas entre los siglos I y el III.







Después vemos las Cercas Medievales, datan del siglo XIV, y fueron construidas para proteger la expansión de la ciudad extramuros de la muralla romana, que en la época romana se denominaba cannaba y que daría lugar al actual Barrio Húmedo.


 





Ahora vemos la Iglesia de Nuestra Señora del Mercado, también es conocida como Santa María del Camino de los Franceses, pues se encuentra en el Camino de Santiago Francés, originalmente era un templo románico que con el paso de los siglos tuvo distintas reformas con elementos de estilo gótico, renacentista y barroco.
El ábside da a la Plaza del Grano, su nombre se debe a los mercados que se hacían en esta plaza en los que se vendía grano y otros productos del campo.













 Por último antes de salir de León nos paramos en la Capilla de Santa Nonia, capilla edificada en 1805 sobre una anterior que hubo que demoler por su estado ruinoso. En este templo tienen su sede dos de las cofradías más antiguas de León, la de Angustias y Soledad y la del Dulce Nombre de Jesús Nazareno. Entre sus muros reciben culto algunas de las imágenes de estas dos cofradías además de que durante los meses de verano exponen dos pasos procesionales, cada año dos distintos para dar a conocer la Semana Santa leonesa y su patrimonio a los turistas que visitan la ciudad.















¡Espero os haya gustado este reportaje!



1 comentario:

  1. León una maravilla para los sentidos y las tapas por el barrio Húmedo lo mejor.

    ResponderEliminar