lunes, 8 de octubre de 2018

Vejer de la Frontera




Comenzamos con la ruta por pueblos de la provincia de Cádiz.

Hoy nos vamos a Vejer de la Frontera.

Este municipio se encuentra a 51 kilómetros de Cádiz y tiene 12782 habitantes.
Arriba y abajo vemos el Ayuntamiento de Vejer. 






Frente al consistorio nos encontramos la Plaza de España, centro social del casco antiguo, en su centro hay una fuente de cerámica realizada en el año 1957.










Nos adentramos por las blancas callejuelas buscando la Iglesia parroquial del Divino Salvador, construida sobre una antigua mezquita, el templo es de estilo gótico mudéjar de entre los siglos XIV y principios del XVI.










Vemos después la Torre del Mayorazgo y varios lienzos de murallas









Seguimos nuestro paseo por esta bella localidad y nos encontramos con la Iglesia del antiguo convento de la Merced, edificado en 1646, junto a la portada se puede ver un relieve de las famosas Cobijadas de Vejer.









A unos metros de la Iglesia de la Merced hay un paseo con un precioso mirador.








Después vemos el Convento de las Concepcionistas, fundado en 1522. Actualmente el edificio alberga el Museo de Costumbres y Tradiciones. A su lado se encuentra la calle más emblemática de la ciudad, el Arco de las Monjas, consistente en una sucesión de contrafuertes que sustenta el muro lateral, dichos contrafuertes fueron colocados como consecuencia del terremoto del siglo XVIII.


Cerca de las Concepcionistas y en lo más alto de Vejer se encuentra el Castillo. Data de los siglos X y XI, en época de Abderramán I y sucesores. Muy reformado en el siglo XIV al convertirse en residencia de los Duques de Medina Sidonia.
Ahora vemos la antigua Judería y detalles de las calles y patios. 















Antes de salir del pueblo vemos el monumento a la Cobijada en un mirador de la judería.

La cobijada o traje de manto y saya es el traje típico de Vejer de la Frontera. Su origen es castellano, entre los siglos XVI y XVII, aunque por su composición parece que mantiene alguna reminiscencia islámica. Estaba compuesto por unas enaguas blancas con tiras bordadas, blusa adornada con encajes, cuya composición dependía de la posición económica y social de la portadora, una saya negra sujeta a la cintura, a la cual le sobresalía el encaje bordado de las enaguas y un manto negro fruncido con un for de seda, que cubría a la mujer completamente, excepto el ojo izquierdo que quedaba al descubierto, y que sin duda la envolvia en un halo de misterio. 
Actualmente se sigue usando este traje en las fiestas principales de la localidad. 







Por último a las afueras de Vejer, siatuada en la carretera Vejer-Barbate, a 5 kilómetros, nos encontramos con el Santuario de Nuestra Señora de la Oliva, Patrona de Vejer de la Frontera.
Preside el templo la imagen de la Virgen de la Oliva, realizada por el escultor sevillano Martín Alonso de Mesa en 1596.






¡Espero os haya gustado este reportaje!

No hay comentarios:

Publicar un comentario