lunes, 28 de enero de 2019

Albaida del Aljarafe




Seguimos con la ruta por pueblos de la provincia de Sevilla.

Hoy nos vamos a Albaida del Aljarafe.

Este municipio se encuentra en la comarca del Aljarafe, está situado a 19 kilómetros de Sevilla y tiene 3193 habitantes.
Arriba y abajo podéis ver el Ayuntamiento del municipio y la Plaza de España, presidido por el monumento a la Virgen del Rocío.









En un lateral de la Plaza de España y adosado a la parte trasera de la parroquia se encuentra el Oratorio de la Soledad, construido entre los años 1976 y 1989, de planta rectangular y estilo neoclásico. Desde este lugar realizan sus salidas procesionales la Hermandad de la Soledad.










Ahora vemos la Iglesia parroquial de Nuestra Señora de la Asunción, templo edificado en el siglo XVIII sobre uno anterior, es de estilo neoclásico. De su exterior destaca la torre-fachada.











El interior del templo tiene tres naves, el presbiterio está presidido por un retablo neoclásico con la imagen de Nuestra Señora del Socorro, Patrona de Albaida del Aljarafe.









La nave del Evangelio la preside el baptisterio con el retablo de la Virgen del Rosario, imagen anónima del siglo XVIII. Después se abre la capilla sacramental con un retablo de mármol. A continuación vemos el retablo del Patrón del municipio, San Sebastián, imagen anónima del siglo XVII. Luego encontramos otro retablo neoclásico presidido por Santa Ángela de la Cruz y por último un gran lienzo de las Ánimas del Purgatorio.














La nave de la Epístola está presidida por el retablo de la Hermandad de la Soledad, en el mismo vemos al Cristo de los Afligidos, realizado en 1787 por José Varela y a María Santísima de los Dolores en su Soledad, imagen anónima del siglo XVII. A continuación vemos un retablo neoclásico presidido por un San José del siglo XVIII. Por último y en una sencilla hornacina vemos el Simpecado de la Hermandad del Rocío.










Nos dirigimos ahora a la cercana calle Torremocha, al final de la misma nos encontramos con la Torre de Don Fadrique, fue construida en 1253 por el infante Don Fadrique de Castilla, hijo que fue de Fernando III "El Santo" y de Beatriz de Suabia y hermano, por tanto, de Alfonso X "El Sabio" según consta en una piedra labrada de la propia torre. También llamada Torre Mocha por lo escaso de sus atributos arquitectónicos al carecer de barbacanas y pretiles, siendo totalmente plana su cubierta. Está situada en el mismo cerro donde también se ubica el municipio y desde el que se domina toda la llanura hasta Aznalcóllar y Gerena, y por donde discurre el río Guadiamar. 
 
 
 





 
 
 
 
Después y paseando por las calles céntricas nos encontramos con la Capilla de la Vera Cruz, edificio de nueva planta construido sobre la antigua ermita del siglo XVII que se derrumbó a mediados del siglo XX. En su interior destacan las imágenes del Cristo de la Vera+Cruz, crucificado realizado en pasta de madera, fechado en torno a 1714 y de autor desconocido. Presenta peluca de pelo natural y sudario de ricas telas. A sus pies la imagen de Nuestra Madre y Señora de la Piedad, anónima del siglo XVII.
 
 
 
 

 




 
 
 
Seguimos paseando por las calles del municipio y paramos ante la Casa del Cura, conocida como la Casa de la Cilla, edificio civil de arquitectura popular andaluza del siglo XVI.







Por último y a la salida del municipio nos encontramos con la Cruz del Barrero, antigua cruz de término que marcaba la feligresía, la documentación más antigua que se conserva de este humilladero es del siglo XVIII.






¡Espero os haya gustado este reportaje!



No hay comentarios:

Publicar un comentario