viernes, 18 de enero de 2019

Bormujos




Seguimos con la ruta por pueblos de la provincia de Sevilla.

Hoy nos vamos a Bormujos.

Este municipio se encuentra en la comarca del Aljarafe, está situado a 7 kilómetros de Sevilla y tiene 21964 habitantes.
Esta localidad funciona como ciudad dormitorio de la capital, a lo largo de los años 2000 la población se duplicó, pasando de los 8223 en 1999 a 16548 en 2007.
Arriba y abajo vemos el Ayuntamiento del municipio.






Ahora nos vamos a la Plaza de la Iglesia y allí vemos la Iglesia parroquial de Nuestra Señora de la Encarnación. El templo originalmente era mudéjar y fue reformado entre 1678 y 1681 por Antonio Rodríguez y Francisco Romero.












Es un edificio de planta rectangular con tres naves. Las bóvedas de las naves están sostenidas por arcos de medio punto apoyados en columnas.

El retablo mayor es de 1770, compuesto por tres calles, ático y remate, está decorado con rocalla y policromado. En la calle central se sitúa un grupo escultórico que representa el misterio de la Anunciación, formado por el Arcángel San Gabriel y la Virgen de la Encarnación, Patrona de Bormujos. Bajo este grupo se abre otra hornacina que alberga una de las piezas más valiosas del templo, un conjunto de San José con el Niño atribuido a Martínez Montañés.









En la nave de la Epístola se encuentran en sus respectivos retablos dos de las imágenes más veneradas por los vecinos de Bormujos, la Virgen del Rosario y la Virgen de las Nieves, siendo ambas tallas de candelero del siglo XVIII. A los pies de la misma nave, en una capilla dedicada a su culto, se encuentra la imagen del patrón, Santo Domingo, obra del XVIII. En la cabecera de la nave se encuentra el baptisterio y en un lateral la capilla del Sagrario.














En la nave del Evangelio se encuentran las imágenes del Santísimo Cristo de la Vera Cruz, anónimo del siglo XVII y junto a este un lienzo de las Ánimas del Purgatorio del siglo XVIII. También en sus respectivos retablos vemos la Virgen de los Dolores, anónima del siglo XIX y el Sagrado Corazón de Jesús.













Salimos de la Iglesia y cerca vemos la antigua Hacienda de Belén, lugar que dió origen al pueblo, actualmente rehabilitada y con distintos usos municipales, también en el entorno se encuentra el Centro Cultural Atarazanas.









Seguimos paseando por las calles de Bormujos y nos encontramos con la Plaza de la Cruz.









Bormujos esta llena de zonas verdes, el parque más famoso y cercano al casco antiguo es el Parque de los Álamos construido en tres fases.







Por último y a las afueras, cerca del límite con Castilleja de la Cuesta, vemos el Monasterio de Santa María la Real, convento de dominicas construido en 1976. En su capilla alberga numerosas piezas de tres antiguos conventos sevillanos fusionados en este: el de Santa María de Gracia, el de Santa María de los Reyes y el de Santa María la Real. Destaca un sagrario de madera dorada de la segunda mitad del siglo XVI. A la izquierda hay una Virgen del Rosario del siglo XVIII con retablo de la misma época y presidiendo el presbiterio hay un crucificado a tamaño natural del siglo XVI. También alberga una imagen de Santo Domingo del siglo XVIII.









¡Espero os haya gustado este reportaje!


1 comentario:

  1. Desconocida y a la vez maravillosa la parroquia de Bormujos, no la conocía.

    ResponderEliminar