viernes, 7 de junio de 2019

Salida del Rocío de Triana




El miércoles 5 de junio la Pontificia, Real, Imperial, Ilustre y Antigua Hermandad de Nuestra Señora del Rocío de Triana comenzó su caminar hacia la aldea, para cumplir con el rito de cada pentecostés.

Este año no es un Rocío cualquiera. Se conmemora el centenario de la Coronación Canónica de la Blanca Paloma y sirve también de antesala a la venida de la Virgen a Almonte que se producirá el próximo mes de agosto.  

Además de esto la hermandad después de 37 años volvió a salir de la Iglesia conventual de San Jacinto, la que fue su casa desde su fundación hasta el año 1982. Volvió a salir el Simpecado de Triana desde la cuna de la devoción rociera en Sevilla.

 El Simpecado es de terciopelo verde bordado en oro, realizado en el año 1936 según diseño de Ignacio Gómez Millán, quien supervisa minuciosamente la ejecución de los bordados que se llevan a cabo en el taller de José Caro Márquez. La imagen que preside el mismo fue realizada por Antonio Castillo Lastrucci y las piezas ornamentales son del orfebre Jorge Ferrer Caro.

La carreta es tirada por bueyes realizada en plata de ley en el año 1954, es una portentosa obra de orfebrería de Emilio García Armenta.

Acompañaron al Simpecado miles de peregrinos, cientos de caballistas y su tradicional y colorida comitiva de carretas. Os traigo fotografías de la salida del barrio y la subida al cerro del Carambolo antes de llegar al municipio de Castilleja de la Cuesta.

































¡Espero os haya gustado este reportaje!



No hay comentarios:

Publicar un comentario