martes, 17 de septiembre de 2019

El Puerto de Santa María (I Parte)





Seguimos con la ruta por pueblos de la provincia de Cádiz.

Hoy nos vamos a El Puerto de Santa María.

Este municipio se encuentra en la comarca de la Bahía de Cádiz. Está situado a 22 kilómetros de Cádiz y tiene 88364 habitantes.
 
Arriba y abajo vemos el Ayuntamiento del municipio de estilo neoclásico. Rehabilitado en el año 2013 y con una ampliación moderna y funcional en la parte trasera.









Después vemos la Iglesia Mayor Prioral, su fábrica está documentada desde el año 1486, coincidiendo con la etapa de apogeo constructivo que fomentan los duques de Medinaceli. En el año 1493 el templo ya se encontraba abierto al culto, aunque aún tardaría años en concluirse. De esta primera etapa se conserva la fachada de los pies o Del Perdón, de estilo gótico tardío.
 
En 1636 hay un terremoto que provoca graves daños, desplomándose la nave principal del templo y quedando el resto del edificio en muy malas condiciones. 
Entonces se acomete una reedificación del templo que dura casi toda la segunda mitad del siglo XVII y utiliza parte de la iglesia antigua que aún se conservaba como eran los muros exteriores, el ábside y algunas capillas.  Posteriormente, y a partir de 1659, se levantan las bóvedas de crucería y se abren nuevas capillas. De esta época es la espléndida puerta lateral llamada Puerta del Sol, realizada a la manera de fachada-retablo, donde se incluyen notables elementos decorativos de tipo plateresco. 

Con fecha de 25 de enero de 2015, la Iglesia Mayor Prioral de El Puerto de Santa María fue proclamada como Basílica Menor de Nuestra Señora de los Milagros.
 






























 
 
 
 
Salimos a la Plaza de España y en su centro vemos el Monumento a la Inmaculada Concepción, realizado entre 1954 y 1955. Sin estar situado en el perímetro de la plaza, vemos el Museo Municipal, este edificio es el primero que se abre en la calle Pagador que asoma a la plaza. Este interesante museo portuense abrió sus puertas en el año 1982, y desde entonces viene desarrollando en él sus distintas secciones de Arqueología y Bellas Artes, esta situado en una casa palacio de estilo barroco. 
 
 
 
 

 
 



Nos vamos ahora a la Plaza Alfonso X el Sabio y en ella nos encontramos el Castillo de San Marcos. Se construye a partir de una antigua mezquita islámica que se transforma en iglesia fortificada en tiempos de Alfonso X El Sabio hacia el año 1264, quien refuerza su cimentación aprovechando los restos de un edificio romano próximo, dotándolo de cubiertas abovedadas y fortificando el santuario con cuatro torres, dos de planta hexagonal y las otras dos de planta cuadrangular, utilizándose la planta baja de las primeras como capilla mayor para la Virgen de los Milagros. Aún se conservan el muro de la quibla donde se situaba el mihrab y el aspecto almohade de la construcción.

















Cerca de este nos dirigimos al Convento de la Purísima Concepción, monasterio de clausura de monjas concepcionistas. La fundación de este convento se remonta a comienzos del siglo XVI, el edificio actual data del primer tercio del siglo XVIII. La iglesia del convento presenta doble portada de piedra en estilo barroco. Tiene una nave única con bóveda de cañón, en la que destaca el retablo mayor del año 1757.














Ahora nos vamos a la Plaza de Toros, coso taurino del siglo XIX de estilo ecléctico, terminó de construirse en el año 1880. Famosa y admirada en el mundo taurino, en el pasillo de la puerta principal luce un mosaico con la siguiente inscripción de una frase atribuida a Joselito "El Gallo":
QUIEN NO HA VISTO TOROS EN EL PUERTO, NO SABE LO QUE ES UN DÍA DE TOROS.













En los alrededores vemos las Bodegas Caballero, justo al lado en la Plaza del Ave María nos encontramos el imponente edificio del Colegio San Luis Gonzaga terminado en el año 1867 y regido por la Compañía de Jesús.












Pegado al colegio anterior vemos la Iglesia parroquial de San Francisco, regida también por la Compañía de Jesús. El templo perteneció al antiguo convento de San Francisco, en el año 1570 da comienzo la construcción de la iglesia conventual. El templo es de planta rectangular con tres naves, aunque la capilla mayor no fue terminada hasta ya entrado el siglo XVII.

Lo más destacable en su interior es el impresionante retablo mayor. Casi con toda seguridad, la autoría del retablo puede atribuirse al arquitecto de retablos Matías José Navarro y su taller, procedentes de Lebrija (Sevilla). También es muy posible que Navarro aprovechase ideas o diseños previos del zamorano Jerónimo Balbás. La obra fue terminada en torno al año 1736. Destacar también las tallas de Nuestra Señora de los Dolores del siglo XVIII, la bella talla del Corazón de María realizada por Castrillo Lastrucci en 1944 y la devota imagen del Sagrado Corazón de Jesús.


























Nos dirigimos ahora hacia las Bodegas Osborne.












 
 
 
Nos vamos después al Mercado de Abasto de la Concepción, edificado en el año 1874 de forma circular y con una pequeña capilla en el interior entre sus puestos. Es una gozada por el buen ambiente que hay al pasearse por su entorno y dentro del mismo.











En la calle Cielos os enseño la Iglesia parroquial de San Joaquín, fué inicialmente una bodega o almacén reconstruido como Iglesia a principios del siglo XX. El retablo mayor es de estilo neobarroco del año 1947 y lo presiden el Cristo de la Vera Cruz, anónimo del siglo XVI y a los lados la Virgen del Mayor Dolor y San Juan Evangelista ambas de talla completa, atribuidas a "La Roldana" sobre el siglo XVII. Destacamos en otros retablos al Cristo de la Flagelación, anónimo del siglo XVII; la Virgen de la Amargura de Castillo Lastrucci del año 1944, la Virgen de Consolación y Lágrimas de Sebastián Santos del año 1968 y un lienzo de la Virgen del Rocío de Almonte del año 1768 además de una réplica de esta devota imagen.


























Después nos vamos a la calle La Placilla para ver la Casa Palacio de Los Leones, casa palaciega del siglo XVII que conserva el diseño y el estilo arquitectónico barroco original. 















Terminamos esta primera parte del reportaje de El Puerto de Santa María viendo el Hospital de la Divina Providencia, popularmente conocido en la ciudad como el Hospitalito, hospital de mujeres, es un edificio de estilo neoclásico con influencias del barroco francés que data del año 1753, situado en el Barrio Alto, en el se encuentra La Sala Museo Hospitalito. 
 
 
 
 



 
 
 
¡Espero os haya gustado esta primera parte del reportaje!
 
 
 

5 comentarios:

  1. Impresionante ciudad, sus calles, monumentos, palacios, Iglesias, una maravilla todo.

    ResponderEliminar
  2. Fantástico reportaje, esperando con ganas la segunda parte.

    ResponderEliminar
  3. IMPRESIONANTE REPORTAJE ¡¡¡

    Fotos preciosas.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  4. Ay mi Puerto, mi precioso Puerto. Me encanta tu reportaje.

    ResponderEliminar
  5. Ay mi Puerto, mi precioso Puerto. Me encanta tu reportaje.

    ResponderEliminar