viernes, 22 de noviembre de 2019

Castilleja del Campo






Seguimos con la ruta por pueblos de la provincia de Sevilla.

Hoy nos vamos a Castilleja del Campo.

Este municipio se encuentra en la comarca del Aljarafe. La tercera Castilleja que nos quedaba de la provincia de Sevilla. Está situado a 34 kilómetros de Sevilla y tiene 625 habitantes, siendo el tercer municipio menos poblado de la provincia.

Arriba y abajo vemos el Ayuntamiento de la localidad.











Llegamos a la Iglesia parroquial de San Miguel Arcángel, de estilo barroco, edificada en el último cuarto del siglo XVIII sobre un templo anterior que fue destruído por el terremoto de Lisboa de 1755. En el exterior destaca la torre campanario, de color blanco y rojo teja, se levanta a los pies del muro izquierdo. Actualmente sólo hay una portada que se abre en el muro izquierdo aunque también hubo una a los pies del templo que hoy día se encuentra cegada.




















En interior del templo tiene una sola nave de planta rectangular y de estilo barroco, conservando la orientación litúrgica tradicional, cubriendo la nave principal de artesonado de clara inspiración mudéjar. El presbiterio separado del resto de la edificación por un arco de medio punto rebajado se remata con una bóveda vaída semiesférica sobre pechinas.
 
El retablo mayor es de estilo neoclásico realizado hacia el 1742 por Luis de Vilches y fue adaptado por Ángel Benito para la nueva capilla mayor en 1762. En la hornacina central se halla la escultura de San Miguel Arcángel, titular del templo y Patrón del municipio, realizada hacia 1758 por Marcelino Roldán. En el retablo también se encuentra una imagen de San Juan Bautista, obra del mismo autor y mismo año, y otra de San Sebastián, fechada en el segundo cuarto del siglo XVI. 
 
Hay otros dos retablos neoclásicos donde se sitúan las imágenes de la Virgen del Rosario y Nuestra Señora de los Dolores.
 
En el muro de la izquierda se abre la capilla sacramental donde destacamos el Cristo de la Vera Cruz, crucificado anónimo de pasta de junco del siglo XVI.
 
En el muro derecho se abre la capilla de Nuestra Señora del Buen Suceso, Patrona de la localidad, imagen de vestir anónima del siglo XVIII.
 
 
 
 
 
 



 




Después vemos la Hacienda del Marquesado, hacienda del siglo XIX. Únicamente conserva en buenas condiciones la fachada y el patio.
 
 
 
 
 


 
 
 
 
 
Antes de terminar vemos la Cruz del Plato, antigua cruz de cruce de caminos, construida en ladrillo y rematado por una cruz de hierro forjado. Por último damos un paseo por algunas de las calles de este pequeño y tranquilo municipio.
 
 
 
 
 






 
 
 
 
¡Espero os haya gustado este reportaje!
 
 
 
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario