miércoles, 20 de noviembre de 2019

Iglesia de San Benito y Santo Domingo de Guzmán de Castilleja de Guzmán






Hoy nos vamos a la localidad sevillana de Castilleja de Guzmán para visitar su parroquia, la Iglesia de San Benito y Santo Domingo de Guzmán.


En esta entrada veremos más a fondo este templo parroquial que ya vimos un poco por encima en la entrada dedicada al municipio.




La antigua iglesia estaba situada junto al Palacio de los Guzmanes, y fue trasladada junto con sus obras de arte y el púlpito del siglo XIX a su ubicación actual.

Fue construida en el primer cuarto del siglo XX, por el arquitecto Gabriel Lupiañez Gely, de estilo neomudéjar. La Iglesia fue inaugurada en enero de 1928. En el exterior tiene una sola portada en la fachada principal y rematada por una espadaña.







El interior del templo tiene tres naves separadas por pilares, cubiertas por estructura de madera, la central con artesonado y a un agua las naves laterales. Encima del presbiterio hay una cúpula sobre falsas pechinas.

El retablo mayor de estilo neobarroco está presidido por la impresionante imagen del Santísimo Cristo de la Vera Cruz. Se sitúa este Crucificado entre las últimas obras del manierismo y las primeras del realismo barroco. Es la época de esplendor de la escultura sevillana. 


Por su parecido con la imagen de la misma advocación en la iglesia de La Campana (Sevilla), se ha atribuido al clérigo escultor Juan Gómez, quien realizó la imagen de aquella localidad sevillana en 1616. La imagen fue restaurada hace unos años por Pedro Manzano.








La Pila bautismal tiene una inscripción en el pedestal, con fecha de uno de noviembre de 1605.








En la cabecera de la nave de la Epístola se encuentra el Sagrario de estilo neoclásico y sobre este y bajo un hermoso dosel vemos a María Santísima de Gracia, imagen anónima barroca del siglo XVIII, recientemente restaurada por Musae. En un lateral en una pequeña hornacina hay un Niño Jesús.



















Siguiendo por la nave de la Epístola vemos en una ménsula al titular de la parroquia y Patrón del municipio, San Benito, anónimo del siglo XIX.



Después hay dos retablos, el primero neobarroco con la imagen de San Sebastián y el segundo neogótico con el Sagrado Corazón de Jesús.


















A los pies de la nave está situada la Capilla de Nuestra Señora del Rosario, Patrona del municipio.



Preside la capilla un retablo neobarroco con la Virgen del Rosario, imagen anónima del siglo XVIII.














En la nave del Evangelio podemos ver en una ménsula el cotitular de la parroquia, Santo Domingo de Guzmán, anónimo del siglo XIX. Bajo este y en una urna se encuentra un Nacimiento.



Después y parejo al que vimos anteriormente en la Epístola hay otro retablo neobarroco con la imagen de San Roque.



Cuelgan de los muros cuadros, alguno muy interesante del siglo XVII, además de un pequeño crucificado y algunas imágenes de reducidas dimensiones de los talleres de Olot.








¡Espero os haya gustado este reportaje!



No hay comentarios:

Publicar un comentario